Cosmetología

En 2008, Demi Moore, invitada al Show de David Letterman, sorprendió a toda la audiencia norteamericana al contar que uno de sus secretos de belleza es aplicarse sanguijuelas… Sostiene Demi que esta práctica, que probó por primera vez durante unos de sus viajes a Austria, hace milagros en su piel, consiguiendo un aspecto más fresco que nunca.

Esta técnica para eliminar toxinas se lleva a cabo con sanguijuelas especialmente criadas en granjas y la sensación de bienestar es la opinión generalizada de aquéllos que lo llevan a cabo. Demi explica que “cuando te muerden, dejan en tu sangre unas enzimas y que, aunque te hace sangrar un poco, te hace sentir muy bien porque limpian tu sangre de toxinas. Las ves cómo absorben tu sangre y se van poniendo gordas y más gordas hasta que, una vez llenas, se caen rodadas, como un borracho”.

 

 

 

Los métodos y cuidados corporales y faciales, para combatir las arrugas y tonificar la piel usando sanguijuelas, se conocen desde tiempo remoto. Existen referencias de que Cleopatra ya usaba sanguijuelas para mantener su juventud e impecable aspecto de la piel.

Las geishas japonesas, famosas por su belleza, usaban la aplicación de máscaras faciales y corporales, basadas en diferentes combinaciones de aceites esenciales mezclados con la sangre de las sanguijuelas aplicadas.

Investigaciones posteriores sobre las glándulas salivales de las sanguijuelas han confirmado la presencia de sustancias que afectan a la piel, su tensión, la circulación sanguínea y su oxigenación. La enzima Hialuronidasa actúa como un agente de penetración, aumentando la permeabilidad de los tejidos, reduciendo la tensión y aumentando la difusión de otros compuestos derivados de las glándulas salivales, y de este modo su absorción. La Colagenasa mantiene la piel firme. Las sustancias con efecto vasodilatador aumentan la circulación sanguínea.

Hirudoterapia se utiliza en la cosmetología  con exito basandose en los múltiples efectos positivos sobre la piel:

  1. Aumenta la elasticidad de la piel
  2. Reduce la sensibilidad a los agentes externos
  3. Nutre y hidrata la piel
  4. Previene la pigmentación
  5. Reduce la velocidad del envejecimiento de la piel
  6. Reduce la profundidad de las arrugas

Las sanguijuelas se han utilizado durante siglos por su contribución a la belleza y siguen siendo una herramienta eficaz en este ámbito.

Si estás interesado/a en el tratamiento, contacta AQUÍ